sábado, febrero 14, 2009

En nombre de San Valentín...

Lo sigue intentando pero parece que fue inútil.

Seguro el pibe la llamó unas cuantas veces pero ella no contestó.  Mensajes de texto ni te cuento, montones.

Por la facu no la puede sorprender porque estamos de vacaciones...

Se envalentonó y le puso un pasacalles en el frente del edifcio: Volvé, Te Quiero! rezaba el trapo agujereado. Yo me entusiasmé pero parece que tampoco funcionó.

Sin embargo el enamorado ataca de nuevo, esta vez de manera un tanto original. Aquí la prueba:


El valiente  pegó en cada paradada de colectivo de la cuadra donde suponemos vive el objeto de su afecto fotografías que prueban cuanto la quiere y, por lo insólito del acto, cuanto la quiere recuperar!
No sé si la historia es tan así. Me divierte imaginarla tal como la cuento.

Por tamaña proeza de atrevimiento y de esperanza vayan mis aplausos para el Romeo contemporáneo. 

Ojalá haya recuperado el cariño de Noelia y juntos estén festejando el tan comercializado día de los enamorados.

5 comentarios:

A. dijo...

Jaja.. que loco!!

synkro dijo...

Si sabe de algo nuevo avise :D

Mis saludos

Laura dijo...

A.: Si que es loco. El pasacalle ya no está. Las fotos persisten en las paradas...No sé en qué habrá terminado el asunto.

Synkro: La respuesta para A. contesta a tu pedido. En qué andás? Besos x

Mariano Corujo dijo...

Che no quiero de pronto tirar esto para el lado de los tomates, pero el chabón tiene pinta de haberse mandado una macana, para mí hay un asunto de infidelidad.

synkro dijo...

...y por aca ando, terminando lo que empecé (raro para ser marzo no?)
Salutte Señorita