lunes, octubre 17, 2005

Alla, del otro lado...

Hay gente que a veces te cambia la vida sin proponerselo.

Hace un tiempo una conversacion con este pibe torcio mi rumbo para siempre o por lo menos por un rato de dos años y...seguimos contando!

Hoy la noticia de su partida me puso muy triste pero me hizo recordarlo con una sonrisa porque si no fuera por aquel encuentro efimero, aquella charla tan grafica, repleta de vida, mi experiencia en Londres seria tan solo un divague, otro en una lista de miles y miles.

Por eso Daniel, gracias por convencerme, de rebote pero igual, con tremendo resultado. Te debo, montones.

3 comentarios:

mardevientos dijo...

Who's Daniel? que hizo por vos? o de que te convencio? Conta mas che!
besitos

Noi dijo...

Leer tu nota me hizo recordar este poema de Hamlet Lima Quintana:

G E N T E. . .

Hay gente que con solo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales;
que con solo sonreír entre los ojos
nos invita a viajar por otras zonas,

nos hace recorrer toda la magia.

Hay gente que con solo dar la mano rompe la soledad, pone la mesa,
sirve el puchero, coloca las guirnaldas;
que con solo empuñar una guitarra
hace una sinfonía de entre casa.

Hay gente que con solo abrir la boca
llega hasta los límites del alma,
alimenta una flor, inventa sueños,
hace cantar el vino en las tinajas
y se queda después como si nada.
Y uno se va de novio con la vida
desterrando una muerte solitaria
pues sabe que a la vuelta de la esquina

hay gente que es así... Tan necesaria.!!


Hamblet lima quintana

Laura dijo...

Gracias Noi, el poema de Hamlet Quintana plasma exactamente lo que ciertas personas, como Daniel, maracaron e hicieron por mi. Un beso y segui viniendo de visita. Me haces bien, me haces bien, me haces bien...